Las tapas

Una tapa en España es esencialmente un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no),  y este consumo itinerante se le llama tapeo, o ir de tapas.

Tapas

Hay varias leyendas del nacimiento de tan singular costumbre:

Una de las más conocidas  se remonta a la Edad Media, durante el periodo del reinado de Alfonso X el Sabio en el siglo XIII;  se dice que debido a una enfermedad que padeció se vio obligado a tomar algunos sorbos de vino por prescripción facultativa, y para evitar los efectos del alcohol, tomaba pequeños bocados entre horas acompañando a la bebida. Tras restablecerse dispuso que en los mesones de Castilla no se sirviese el vino sin que fuera convenientemente acompañado por alguna ración de comida; con esta medida se lograba que los comensales no estuvieran tan afectados por el alcohol del vino, por lo que tapaban sus efectos.

Alfonso X el sabio

Un segundo cuento popular, dice que el sobrenombre de “tapa” surgió cuando los Reyes Católicos, yendo de visita a Cádiz pararon en el camino desde la Isla de León (hoy en día San Fernando). En la taberna en la que pararon, había un número exagerado de moscas. Por este motivo, Fernando II de Aragón pidió que, mediante una loncha de algún embutido que tuviese el tabernero, se tapase su vaso de vino. Así lo hizo el tabernero, cubriendo el vaso del monarca con una loncha de salami con estas palabras: “Aquí tiene su tapa, majestad”. Esto se convirtió en poco tiempo en una costumbre en las tabernas españolas, sobre todo en verano, ya que el clima cálido propiciaba la aparición de moscas en una época en la que la higiene era deficiente.

Los reyes católicos

Y otra tercera que cuenta que el Rey Alfonso XIII estaba realizando una visita oficial a la provincia de Cádiz y al pasar por el Ventorrillo del Chato (venta que aún hoy existe) se paró para descansar un rato, pidió una copa de Jerez y en ese momento una corriente de aire entró en la venta. Para que el vino no se llenara de arena de la playa el camarero tuvo la feliz idea de colocar una lonchita de jamón sobre la copa.

Alfonso XIII

Alfonso XIII

Cuando el Rey preguntó porqué había hecho eso, el camarero disculpándose le dijo que era para tapar el vino y evitar que este se estropease con la arena. Al Rey le gustó la idea, se comió la tapa, se bebió el vino, y pidió que le sirvieran otro vino con tapa. Al ver esto, todos los miembros de la Corte que le acompañaban pidieron lo mismo.

¡¡ Vivan las tapas !!

Anuncios

Un pensamiento en “Las tapas

  1. Pingback: Buñuelos de bacalao | gazpachofusion

Los comentarios están cerrados.