Pan chapata

La chapata es un pan ideal para hacer buenos bocatas ya que tiene una miga con muchos alveolos y una buena corteza crujiente. Ademas, se suele presentar en forma de barra alargada y baja, perfecto para el relleno.Los dos ingredientes básicos son el tiempo y el agua.

IMG_9264[1]

El primero “hará el amasado”, pues esta es una receta en la que no vamos a tener que amasar ni un segundo. Y el agua abundante nos dará la miga y la corteza que estamos buscando.

Se arrima el merecido descanso y ya están las canciones esas que te acompañan todo el verano. El pan me sugiere “tiempo lento”, paz, así que toca canción lenta….Ed Sheeran “Gime me love”….

El primer paso, que podemos hacer la tarde anterior, es disolver 10 gr. de levadura fresca y 10 gr. se sal en 400-425 g de agua lo más fría que podamos.  Esto impedirá que la fermentación arranque.

IMG_9241[1]

IMG_9244[1]

IMG_9243[1]

Disuelta la levadura, añadimos 500 g de harina de trigo.  Mezclamos bien en un bol. Tendremos la sensación de haberlo hecho mal porque parecerá que la masa está muy líquida. No pasa nada, tranquilidad!!

IMG_9246[1]

Ahora simplemente, antes de meterla en la nevera, le damos un par de pliegues a la masa. La cogemos por un extremo, estiramos, y la doblamos hacia el centro como si estuviésemos pasando la hoja de un libro. Así 2 o 3 veces, y a la nevera tapada con un film. Hemos empleado poco tiempo y ensuciado muy poco.

IMG_9247[1]

IMG_9249[1]

Como antes impedimos el arranque rápido de la fermentación con agua con hielo y ahora en la nevera la masa está fría, el proceso dominante no va a ser la fermentación durante esta noche. Lo que va a pasar es que los azúcares de la harina se van a transformar en otros azúcares más pequeños y más dulces, eso dará sabor a nuestro pan.

Al día siguiente podemos seguir con el proceso. Sacamos la masa. Sobre la encimera o sobre una bandeja de horno o fuente grande, echamos un buen chorro de aceite para que no se nos pegue todo. Lo extendemos y volcamos la masa con cuidado. Estará bastante esponjosa ya. Durante las siguientes 2 h vamos a dejarla allí tranquila, simplemente haciéndole un par de pliegues cada 30-40 min. Esos pliegues crearán la corteza que buscamos. Tras este tiempo la masa estará ya muy frágil pero con cierta consistencia.

Para finalizar, enharinamos la encimera y pasamos allí la masa. Simplemente le damos la vuelta a la bandeja y dejamos que caiga. Si la cogiésemos con la mano, la presión le quitaría todo el gas y perderíamos miga. Ahora cortamos la masa longitudinalmente o como queramos para hacer dos chapatas grandes.

IMG_9262[1]

Con cuidado, ponemos las chapatas sobre papel de horno, y para dentro. El horno debe estar a 230-250º y necesitamos humedad, así que no es mala idea tener un recipiente caliente en la base al cual echaremos agua en el momento de meter la chapata. Esto creará un golpe de vapor que hará una corteza aún más crujiente. Tras 15 min a 230ºC, bajamos a 200 ºC y la dejamos cociendo hasta que veamos que esté, unos 20-30 minutos más.

IMG_9263[1]

IMG_9265[1]

IMG_9266[1]

Anuncios

Un pensamiento en “Pan chapata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s